En el callejón de los sueños rotos, donde los gatos cantan su canción, donde todos los carteros llegan confundidos, donde todos los visitantes pasan un ratito, donde los chicos del barrio se juntan por las tardes a charlar y utilizan nuestro portal como refugio, para fumar y besarse, donde los vecinos con amigos caninos, dejan sus recuerdos sensitivos...
Una antigua fábrica textil de principios del siglo XX, que posteriormente fué la Escola Bau y quién sabe qué más. Uno de esos rincones con encanto del barrio de Gracia en Barcelona. Un cruce entre el pasado y el futuro. Es un callejón sin salida. Si llegas al final, podrás ver un graffiti, que un día, antes de ser tapado por otro graffiti, fue agradable.


Back to Top